14.Dec.2016 / Jesús López-Arenas

Novedades fiscales RDL 3/2016 de 2 de diciembre

El pasado 3 de diciembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre, por el que se adoptan medidas en el ámbito tributario dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y otras medidas urgentes en materia social, que recoge un paquete de medidas tributarias que tienen por finalidad poder alcanzar el objetivo de déficit para 2017. Estas reformas tendrán un impacto estimado de recaudación adicional por importe de 4.800 millones de euros.

Este Real Decreto-ley introduce reformas en un gran número de normas, afectando principalmente a las siguientes figuras tributarias: Impuesto sobre Sociedades, Impuesto sobre el Patrimonio, Impuestos Especiales (Impuesto sobre Productos Intermedios, Impuesto sobre el Alcohol y Bebidas derivadas e Impuesto sobre las Labores del Tabaco), en la Ley General Tributaria y en la Ley del Catastro Inmobiliario, entre otras.

Las modificaciones de mayor calado recaen esta vez en el Impuesto sobre Sociedades, pudiendo distinguir dos grandes bloques de novedades; las que se aplican a los períodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2016, es decir que ya van a afectar al ejercicio en curso a todas aquellas sociedades cuyo ejercicio social coincida con el año natural, y las novedades que se aplicarán a los ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2017.

Siguiendo la línea establecida en la reforma del Impuesto sobre Sociedades operada en el año 2014, las novedades de este Real Decreto-ley continúan por la senda del ensanchamiento de la base imponible del impuesto para asegurar un nivel de recaudación adecuado al mismo.

A continuación pasamos a resumir las que entendemos que constituyen las principales novedades introducidas por el Real Decreto-ley 3/2016.